Exámenes oficiales de inglés para niños.

Exámenes oficiales de inglés para niños.
¿Sirve para algo presentar a mi hijo/a pequeño a un examen oficial de inglés?

Los exámenes oficiales de inglés -los títulos oficiales- se han vuelto inseparables del proceso de aprendizaje del idioma.

Hoy en día lo más normal es que “sacarse un título” sea la meta que persigue cualquier estudiante de inglés en nuestro país. Como academia de inglés con 3 escuelas en Oviedo podemos dar fe de este fenómeno.

Naturalmente no se trata de una moda ni de un objetivo caprichoso, sino más bien de una necesidad, un requisito exigido por todas las instituciones académicas -nacionales e internacionales- y por la gran mayoría de las empresas, especialmente medianas y grandes.

La presentación de un título de inglés es imprescindible para ser aceptado en muchas universidades, para ser admitido en la totalidad de los masters (con un mínimo de prestigio), para obtener la mayoría de las becas de estudio y trabajo, y participar en todos los programas internacionales universitarios.  Por supuesto, poder acreditar el dominio del inglés -y de un segundo idioma a poder ser- suele marcar la diferencia entre pasar a la siguiente fase del proceso de contratación o quedarse fuera.

Por tanto, nadie duda ya de la importancia y utilidad de un título de inglés para cualquier persona mayor de 16 años. Sin embargo, cuando se trata de estudiantes más jóvenes (entre 7 y 15 años), esa utilidad, no se percibe de igual manera. Desde luego esta visión es perfectamente razonable y muy legítima, y cada familia valora lo que quiere para sus hijos en cada momento y circunstancia, como no puede ser de otra manera.

Ocurre también que algunas familias consideran que presentar a un hijo o hija de 10 o 11 años a un examen oficial de inglés es sencillamente absurdo, una pérdida de tiempo y dinero. Piensan -con razón- que sus hijos no están en edad de presentar ese diploma a nadie, o que su nivel es todavía demasiado bajo para certificarlo y lo lógico es esperar a que llegue a los niveles altos, o que, de todas formas, tendrán tiempo de sobra en el futuro para hacerlo. De nuevo se trata de una visión totalmente legítima y lógica, los argumentos son irreprochables. En ocasiones es precisamente la falta de información sobre estos exámenes la que contribuye a estas conclusiones. Pero… ¿y si fuera incompleta? ¿Y si hubiera algunos puntos importantes que no se han tenido en cuenta?

DSC011642A continuación vamos a poner sobre la mesa algunas razones que creemos que se ignoran en la visión anterior, provocando unas conclusiones aparentemente lógicas pero no del todo acertadas precisamente por dejar fuera cuestiones importantes. No pretenemos con esto discutir ni quitar la razón a nadie, sencillamente queremos aportar algunos elementos que creemos deben ser tenidos en cuenta a la hora de valorar esta cuestión y tomar una decisión sobre si interesa o no presentar a un hijo/a pequeño (a partir de los 7 años másmenos) a un examen oficial de inglés.

¿Por qué presentar a un niño/a a un examen oficial de inglés? Tengamos en cuenta que:

1. Les motivan a aprender inglés.

  • Se ha demostrado que preparar estos exámenes motiva a los niños a esforzarse y trabajar mejor en clase, resultando en un mayor aprendizaje.
  • La idea de hacer un examen oficial ayuda a los niños a darle importancia al inglés y les da confianza en sí mismos.
  • Tener un objetivo les ayuda a encauzar mejor su aprendizaje.
  • Muchos alumnos de su edad realizan el examen cada año, incluyendo compañeros de clase, amigos y familiares. Esto les supone una motivación añadida.

2. Recompensa su esfuerzo y aprendizaje.

  • Cuando recogen su diploma sienten que su esfuerzo recibe una recompensa.
  • Les encanta recibir un diploma de inglés que luego pueden enseñar a su familia y amigos y ponerlo en su habitación junto con el resto de reconocimientos (medallas, diplomas varios, trofeos,..)

3. Evaluación independiente:  evalúan el nivel de inglés de sus hijos de una forma totalmente independiente e imparcial.

  • Los exámenes llegan directamente desde Cambridge y Londres, y no son desprecintados hasta el comienzo del examen.
    Contienen las exigencias de nivel que las instituciones que los respaldan consideran que un niño no nativo de esa edad debe tener.
  • Los examinadores son profesionales nativos externos e independientes.
  • El resultado que obtienen sirve para evaluar el nivel real de sus hijos, contrastándolo con la asignatura de inglés en el colegio y las notas de su academia.
  • Es una forma indirecta de evaluar la calidad de la formación que sus hijos reciben en su academia.

4. Preparación y continuidad

  • Estos títulos son el comienzo de una trayectoria de aprendizaje y certificación para alcanzar niveles altos como elexamenes para niños ADVANCED (C1), o el Nivel 10 de Trinity (C1) lo antes posible, requisito ya imprescindible para cualquier carrera académica o profesional.
  • Los estudiantes se familiarizan con los exámenes oficiales (formato, dinámica, preparación, dificultades,…) y los normalizan en su trayectoria escolar. Esto se traduce en:
    • Pérdida del “miedo escénico” e incremento de la seguridad y confianza en sí mismos frente a exámenes importantes.
    • Adquisición de “buenas prácticas”: gestión adecuada del tiempo, técnicas de examen, corrección errores típicos,…
    • En definitiva, una mejor preparación y una mayor confianza frente a niveles altos y exámenes más difíciles.

5. Son exámenes especialmente diseñados para niños.

  • Contienen temas adaptados a los intereses de los niños para que puedan demostrar su inglés con plena confianza en sí mismos.
  • Están diseñados para que resulten divertidos y distendidos, por lo que se presentan de forma atractiva con instrucciones claras y sencillas que pueden ser fácilmente seguidas por los niños.

6. Tienen el respaldo de la Universidad de Cambridge y del Trinity College London en cuanto a calidad, contenidos y prestigio. El mismo que los exámenes para adultos.

7. Estos exámenes se realizan en todo el mundo y siguen los estándares reconocidos internacionalmente.

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail